miércoles, 6 de junio de 2007

Home

Cuando el jueves llegué a casa ya empecé a hacer las cosas que había echado de menos: me di una ducha larguísima en mi ducha, me cambie de ropa, cené y me fui (conduciendo mi Punto XD) al centro. Había quedado con Vivek, Patri y Cris para dar una vuelta por Málaga, ir al Pimpi y salir un poco de juerga. Nos despedimos a las 3 y media después de haber bebido vino dulce, haber visto el nuevo sitio de botellón y haber estado en un pub nuevo. Yo me volví andando hacia el coche, dando un paseo y viendo los cambios que ha habido en Málaga durante mi ausencia y luego disfruté de la conducción hasta casa, me acosté en mi cama de matrimonio, con un colchón en condiciones y unas sabanas de lujo y me dormí como un tronco.

Aparte de las obligaciones que tenía que hacer, como ir a trabajar y esas cosas, de momento he aprovechado para ir de compras (ropa y esas cosas que acabé tirando en Finlandia por no pagar sobre peso y que ya estaban, si no antiguas, por lo menos dañadas por un año de uso y secadora), ir a relaciones internacionales a llevar papeles, a la secretaría de informática a llevar más papeles, he estado un par de noches con Carlos y algunos otros amigos y he empezado a estudiar para el examen que tengo dentro de un par de semanas.

El caso es que aunque sé que hay mucha gente que ahora esta feliz por haber vuelto a casa, yo me siento como descolocado. Ahora mismo no me siento como en casa, pero supongo que es normal después de haber estado un año viviendo fuera. La mayoría de la gente esta de exámenes y por ese motivo u otros, casi nadie se ha acordado de mí al volver, pero supongo que esto también es normal, después de haber estado un año fuera, la gente ha hecho otros planes y ha estado saliendo con la gente que sí que estaba aquí, que ahora tienen, por decirlo de alguna manera, preferencia sobre mí, o simplemente por falta de tiempo no han podido hacer el esfuerzo de verme hasta que yo de algún modo he propiciado el encuentro. También hay que tener en cuenta que llevaba mucho tiempo haciendo y viendo las cosas de cierta manera y al llegar me he encontrado con un cambio tan grande que ni siquiera reconozco esto como mi hogar.

Creo que en realidad me quejo solo por vicio. Tal vez sea por echar de menos todo lo que he dejado atrás, aunque sean cosas tan sencillas como cenar todos juntos en la cocina, la puntualidad de los autobuses, dar una vuelta junto al río, los viajes relámpago, el ambiente en la facultad o la cafetería, las bicis, el tardío anochecer, el verde de los arboles y césped o el simple hecho de escuchar el timbre de tu puerta y saber que alguien te va a proponer algo. No niego que también echaba de menos cosas de aquí, pero en estos, momentos, desearía que fuese algo parecido a lo que pasó en navidad, es decir, un par de semanas de vacaciones aquí en España y volvernos todos a Finlandia de nuevo...

Ahora toca acostumbrarse, enfrentarse a lo que hay que enfrentarse e intentar llevarlo lo mejor posible, mirar atrás solo para recordar los buenos momentos y pensar que de algún modo u otro lo bueno esta por venir. Suena fácil...

Casi sin darme cuenta, y aunque llevo aquí menos de 1 semana, me encuentro escribiendo sobre lo que echo de menos Finlandia... Tal vez es saber que no voy a volver, y que si vuelvo nunca sera lo mismo, lo que me hace pensar negativamente sobre mi nueva vida aquí, al igual que me hace pensar que no me despedí debidamente de la gente, pues aunque nos hemos prometido volver a vernos, nunca se sabe cuando será eso o si de verdad alguna vez será.


6 comentarios:

Roadmaster dijo...

Ya verás cómo poco a poco te vas reajustando,además todo mejorará cuando tus amigos tengan más tiempo. Recuperar el tiempo que crees perdido cuesta menos de lo que imaginas, créeme ;)
¿Cama de matrimonio? Qué envidiaaa, la mía es aún más enana que la que tenía en Tampere y tiene un somier metálico del año de la polka que cruje hasta cuando se me cae una pestaña xD Aún así, me parece un lecho de ángeles comparada con la de la clínica, juas.
Vamos, sonríe.
¡Abracines!

XeLL dijo...

Cuando te vea te voy a pegar un tirón de orejas que lo que vas a echar de menos va a ser estar sin mi!!!!
Te me tienes que animar, y te doy un mes como mucho, que si no no tendré en quien apoyarme para no caer también el la famosa "depresión post-erasmus" porque aunque te diga que quiero ir a casa y tal... se que echaré de menos Horsens tanto como tu echas de menos Turku. No estás sólo en esto y tus amigos se darán cuenta y te animarán, ya lo verás.

Si necesitas salir de esa ciudad en 30 días tendrás una vía de escape en Algeciras (ciudad sin ley) :P

Muchos muchos besos de ánimos!! :*

Josel3 dijo...

Las comparaciones son odiosas. Te lo dice un Erasmus que en mitad de su erasmus se tuvo que largar 3 meses a España.
Lo único que quería hacer cuando estaba en Málaga era volver a Hasselt, con mis colegas, mis fiestecillas, mi dudoso inglés, mis viajecillos, mis carriles bici...
Pero hay que saber disfrutar de cada momento, siempre hay cosas de las que disfrutar en cualquier sitio y siempre habrá algo que echemos de menos.

Echar de menos no es malo, eso significa que te han pasado cosas buenas. Y si pasaron una vez, pueden volver a pasar. Esa esperanza es lo que nos debe mover.

Un saludo y p'alante con 2 cojones

Kat dijo...

I don't think there is a real way to make you feel good about being back, but as many others, let me give you some 'words of wisdom'. ;) You will feel sad for a longer time, just hopefully during less moments of the day. It's a good thing to remember the great moments you have had and I know for sure that you will be able to stay in touch with the people you loved most from Turku. In a while you might meet some again and notice the benefit of having addresses all over Europe. You will relive some moments, and experience new things together and discover their homes as some might come and visit yours. Just by reading the comments on this blog, it shows how great a person you are and that makes me sure that you will be fine, eventually. Maybe you have changed indeed over the past year, but to me and many others, you are an incredible guy.
Huge hug and kiss! See you soon.:)

Karolixi dijo...

Buenas!!
He esperado a ultima hora para escribirte, pk por experiencia con otros erasmus de malaga en finlandia mientras estan alli estan tan ocupadas k no me pueden dedicar tiempo ( y lo comprendo!) solo decirte k soy una futura erasmus k el año k viene estará en helsinki y e visitado diaria o semanalmente este blog ya que me ha servido de mucho para hacerme una idea (Si voy a turku kiero ir al caribia!!!!) Y nada... agradecerte tus posts, y si no te importa darme tu direccion de messenger para preguntarte unas cuantas dudillas, te estaría muy agradecida!! ta luego!!

Anónimo dijo...

HAce 10 años que yo fui alumna Erasmus en Dublin. Solo los que hemos vivido una experiencia parecida sabemos de que se trata.
VOlver a casa es raro, pero tambien es bonito. Y te lo digo yo, que te hablo desde el recuerdo.
10 años despues, aún conservo algunos de mis amigos en Dublin.
Enhorabuena por lo que has vivido y mucha suerte en la nueva aventura que acabas de empezar.

Creative Commons License
Kermes in Turku Some Rights Reserved